La digitalización de los hoteles

La digitalización de los hoteles

En los tiempos que vivimos la digitalización es una constante y está presente en todo tipo de locales o establecimientos. En el sector del turismo debemos aplicar la digitalización de los hoteles si queremos impactar a público como por ejemplo los millenials que tienen necesidad de comunicación constante, nuevos hábitos de consumo y opiniones relevantes en el sector a través de las redes sociales.

La digitalización es un aspecto en que el sector turístico todavía está muy atrasado y necesita ponerse las pilas. Se trata de casi una obligación para el sector hotelero y ya existen muchas herramientas que nos pueden facilitar el proceso. Sin embargo, no solo va a servir para complacer a nuestros clientes, sino que también nos va a ayudar a optimizar muchos procesos, aumentar la seguridad de nuestro negocio y muchas cosas más.

Con la transformación digital que experimenta la sociedad y el crecimiento de la clase media cada vez más es el consumidor quien tiene el poder de decisión. El consumidor dispone de mucha información y está acostumbrado a ello y a expresar sus opiniones en sus redes sociales. Por eso quiere experimentar y decidir su viaje en todas las facetas de forma personalizada.

Además, la digitalización también nos puede ayudar a hacer nuestro hotel más accesible, siendo este un punto de diferenciación frente a nuestra competencia.

Otro aspecto en el que nos puede servir es la personalización. Es decir, gracias a la tecnología y a la información de la que disponemos de los clientes podemos crearle a cada cliente una experiencia única y por tanto mejor su experiencia.

En la era de la experencialidad la personalización es cada vez más importante. Por ejemplo, podemos preparar la habitación según sus gustos (iluminación, número de almohadas, música, etc.) para que al llegar la encuentre como le gustaría. De este modo, sorprenderemos al cliente y lo fidelizaremos para que se convierta en nuestro fan y nos recomiende.

Algunos modos para introducir la digitalización en el hotel son: mediante tecnología “wereable” con algún tipo de dispositivo (pulseras, etc) que sirva como llave de la habitación, para hacer cargos a la cuenta de la habitación a la hora de comprar algo en el hotel, etc. También se puede implementar en el móvil con algún tipo de código que sirva para hacer el check in de forma virtual y que sea también la llave de la habitación.

También podemos usar el smartphone y, concretamente, alguna aplicación propia para darle acceso al cliente información como por ejemplo actividades del hotel, horarios de comidas, sobre la ciudad, como opción para reservar actividades o experiencias e incluso para tener una conversación vía chat con el personal de la recepción.

Las pantallas interactivas son quizás la opción que más interiorizada tenemos si hablamos de la digitalización en los hoteles. Se trata de pantallas situadas en puntos clave del hotel como los ascensores o las zonas comunes del hall para poder acceder a información adicional, hacer reservas o consultas.

Las etiquetas electrónicas: además de ofrecerle información de una forma más visual y sencilla también pueden servir para hacer un recorrido personalizado por el buffet del hotel dependiendo de las especificaciones alimenticias (intolerancias, dietas veganas o vegetarianas) para que le sea más sencillo elegir su comida gracias a un sistema de luces LED que se puede iluminar dependiendo de las necesidades del cliente.

Todas estas son solo algunas de las opciones para incluir la tecnología en los hoteles. Aunque puede parecer una inversión muy grande y muchos hoteles (sobre todo pequeños) son reticentes a hacer esta inversión, lo cierto es que se rentabiliza en poco tiempo gracias al aumento de la satisfacción de los clientes y el ahorro de tiempo.

Además, toda esta digitalización a su vez nos puede ayudar a recoger datos sobre los clientes que luego nos servirán para ofrecerle un mejor servicio y más personalizado, monitorizar las diferentes acciones y hacer un análisis de los datos recogidos para poder reformular y readaptar el plan de actuación en caso necesario.

En conclusión, la digitalización forma parte del presente, pero sin duda es el futuro. Si queremos mantenernos entre las opciones de nuestros clientes y seguir siendo referentes del sector debemos adoptarla y adaptarla a nuestro negocio para poder sacarle el máximo partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

dieciocho + 19 =